IMG_20160310_141928 [1548916]

(Mercedes García, tutora de 3º de Primaria). El reino animal siempre ha sido bastante interesante, de eso no hay duda. En esta ocasión y  gracias a los conocimientos de Olga, mamá de Daniela, nos enteramos de muchas cosas que son muy curiosas y que nos pasan desapercibidas.

 Sin lugar a dudas, el mundo está lleno de cosas maravillosas, y el reino animal no es una excepción. Miles de animales tienen cualidades diferentes que los hacen muy especiales en la naturaleza. A continuación os voy a explicar una serie de curiosidades que Olga nos contó y nos dejó maravillados.

 En primer lugar nos habló de «los huesos despistados». Si, si, el buey  tiene un hueso en el corazón; también nos comentó la cantidad de estómagos que tienen algunos animales, como por ejemplo los rumiantes que tienen cuatro. Curioso.

¿Sabéis por qué  los gatos tienen la lengua áspera? Cuando nuestro perro o nuestro gato nos lamen, nos están mostrando su cariño. Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre con la lengua del perro, completamente suave, la lengua del gato es áspera y rugosa, e incluso un poco dura al tacto. Al notarlo, es inevitable que nos preguntemos si existe alguna razón que justifique la rugosidad de la lengua de nuestro gato.

La aspereza de la lengua del animal viene dada por las papilas cónicas que recubren su parte central, que están compuestas por queratina, la misma sustancia que hace que nuestras uñas sean duras, y son estas papilas las que confieren esta textura tan especial a la lengua de nuestro gato, textura que no es un capricho de la naturaleza, sino que tiene varias funciones, entre ellas las de  alimentarse, ya que su aspereza les permite retirar la carne del hueso de su presa, algo que podemos observar en los grandes felinos cuando cazan. También les sirve para beber, asearse …

Nos explicó porqué los murciélagos ven en la oscuridad o porqué fabrican perlas las ostras, o porqué los ojos de los gatos brillan en la oscuridad. Todo verdaderamente interesante. Los chicos y chicas de tercero estaban encantados y entristecidos cuando terminó.