Los alumnos y las alumnas de 3 años A y B han asistido hoy a una jornada sobre Ciencias Naturales en la Universidad de El Bosque, en Bogotá. Allí han disfrutado aprendiendo sobre los animales de la mano de dos profesores encantadores: Víctor y Alejandro. Primeramente, y de forma conjunta las dos clases, han asistido a una charla en la que se les han mostrado cráneos de mamut y caimán. Han visto la piel de este último felino y el esqueleto de una tortuga marina. Han podido tocar peluches realizados con precisión de zorros de la pradera y de una marmota. Les han mostrado el lenguado, cuya particularidad reside en sus ojos, pues de adulto se le colocan ambos en el lado izquierdo. Les han hablado de la culebra sabanera, negra y de vientre amarillo, que no es venenosa. La anaconda, cuya piel, en toda su longitud, han extendido, es la más larga y se alimenta de chigüiros. La dentadura de un tiburón, que renueva frecuentemente, ha pasado entre el público de nuestros queridos alumnos.

El concepto que querían transmitirles los profesores era el de biodiversidad, ya que Colombia es el segundo país en biodiversidad del  mundo y que toda esta enorme riqueza pertenece a todos y como tal debe ser cuidada y respetada.

Posteriormente se han divido las dos clases para pasar a realizar el taller de artrópodos y el de animales vivos.

El taller de animales vivos consta de sapos, tortugas y serpientes boas, que se adaptan a vivir en los bioramas, tras ser rescatados del comercio ilegal de especies. El concepto de animal silvestre que no puede ser usado como mascota les ha quedado claro. Se han desinfectado las manos con alcohol antes de pasar a tocar el sapo, la tortuga y la boa y comprobar que son de sangre fría. La tortuga, les han enseñado, tiene el caparazón de calcio, material de nuestros huesos. La boa, que posee el órgano de Jakobson, especie de cerebro que procesa la información que detecta a través de su lengua bífida.

El taller de artrópodos se ha desarrollado utilizando estereoscopios a través de los cuales observaban aumentados insectos, artrópodos y miríapodos. Una guía de papel les orientaba para distinguirlos. Las mariposas y los insectos palos han sido los que han ganado cuando se ha votado por el animalito que más les había gustado.

En las vitrinas de los pasillos han podido admirar al oso perezoso y a un puerco espín.

Cuando ya nos encontrábamos todos en la calle, en las escalinatas de la universidad esperando al bus, nos han sorprendido los profes mostrándonos una piraña.

Una mañana biodiversa y feliz.